Identidad supranacional europea en un contexto de crisis

Lluís Català Oltra, Maximilià Nieto Ferrández

Resumen

Desde hace tiempo, los arquitectos de la UE consideran una prioridad la identidad europea, especialmente en su dimensión “interna” o “de pertenencia” (Recchi y Salamo ska, 2014), porque se entiende que el proyecto europeo necesita la adhesión ciudadana y se ha estimado que ésta se puede dar más fácilmente si los sujetos se identifican con la UE. Los pequeños avances en este sentido durante décadas se ven cuestionados en el momento actual por una crisis de legitimidad que tiene su origen en el rechazo al proyecto de Constitución europea (2004) y en la posterior crisis financiera, y que culminan en el Brexit y el refuerzo de opciones políticas que objetan el curso de la UE actual. En este trabajo se examina la identidad europea desde la perspectiva de una identidad nacional, afrontando sus potencialidades tanto si se consideran factores objetivos (historia, cultura, territorio, instituciones, etc.) como subjetivos (adhesión, identificación). Para el segundo grupo, se utilizan las series históricas del Eurobarómetro. Se trata de comprobar si la identidad europea puede ser considerada una identidad “fuerte” (Kantner, 2006). La aproximación realizada cuestiona esta posibilidad para el corto y medio plazo. En cambio, la identidad europea puede consolidarse si se pone el acento en una perspectiva político-cívica que sea compatible con la identidad nacional. De este modo y a lo largo del tiempo, una europeidad experimentada cotidianamente (o “banalmente”, Billig, 2006) y multireferencialmente puede llegar a asentarse entre los ciudadanos, y formar parte importante de su abanico identitario.

Palabras clave

Identidad; Europa; Identidad europea; Nación

Texto completo:

PDF (526,35 kB) Estadísticas


DOI: https://doi.org/10.14198/OBETS2018.13.1.01





Copyright (c) 2018 Lluís Català Oltra, Maximilià Nieto Ferrández

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.